¿Cómo saber si un jamón ibérico es de buena calidad?

¿Cómo saber si un jamón ibérico es de buena calidad?

El jamón es uno de los productos típicos de España y uno de los más codiciados. Además, es uno de los grandes atractivos gastronómicos del país, lo que atrae a muchos turistas a probar este plato típico.

Es por esto, por lo que es fundamental saber reconocer cuando un jamón ibérico es bueno.

Lo primero que debemos saber es que el buen sabor de un jamón depende eso gran medida de la alimentación que haya tenido el animal durante su crianza. Por tanto, es posible diferenciar entre jamón de bellota 100% o jamón ibérico 50% de cebo. De esta forma, es fundamental saber qué tipo de jamón estamos buscando para saber cuánto puede costarnos el jamón que queremos.

Consejos para identificar la calidad del Jamón

Ahora vamos a hablar de algunos consejos concretos que nos ayudarán a identificar un buen jamón:

  • La etiqueta del jamón y la brida: en ella aparecerá el tipo de alimentación que ha tenido el animal durante todo su proceso de crecimiento, además de la procedencia del animal.
  • La forma de la pata: en muchas ocasiones, pensamos que un jamón es mejor cuanto mayor es la pata y mayor cantidad de carne tiene, pero la realidad es que lo que determina la calidad de un jamón es la forma que tiene su pata más que su peso. Para que un jamón sea bueno, debe tener una formado alargada de alrededor de 85-95 centímetros y que la caña del jamón sea fina, es decir, unos 4-5 centímetros. Además, un dato importante y que tenemos que tener en cuenta es la forma de la pezuña, es decir, la pezuña, aunque en la mayoría sea negra, tiene que tener una forma redondeada. Si es así, significa que el cerdo se ha criado en el campo y eso es garantía de que el jamón es bueno; por lo que, si la forma no es redondeada quiere decir que seguramente el animal no ha sido cuidado en el campo.
  • El tocino: este puede ser uno de los aspectos fundamentales para identificar un buen jamón ibérico. Si el tocino es difícil de cortar y está duro, significa que el animal ha sido alimentado con un pienso de baja calidad, por lo que, el jamón no es de buena calidad, ya que, como hemos visto antes, la alimentación es una de las claves para diferenciar la calidad de un jamón. Si el tocino es blando tu jugoso, significa que el animal ha sido alimentado con alimentos buenos y de calidad y, por tanto, el jamón es de calidad
¿Cómo se debe cocinar el Pulpo Gallego?

¿Cómo se debe cocinar el Pulpo Gallego?

Como su propio nombre indica, el pulpo a la gallega es el plato típico en Galicia. Pero esto no implica que no se pueda comer un buen pulpo a la gallega fuera de esta comunidad autónoma.

Lo primero que debemos saber, es que no es lo mismo el “pulpo a la gallega” que el “pulpo a feira”. La principal diferencia que existe entre ambos platos es que, aunque la forma de hacer el pulpo sea la misma, el pulpo a la gallega incorpora en el plato, también patatas cortadas y hervidas.

Por otro lado, no es imprescindible estar en Galicia para poder comer un buen pulpo a la gallega, ya que, en otras Comunidades Autónomas también lo hacen con la misma receta.

Origen del Pulpo Gallego

Lo que quizás no todo el mundo sabe, es el origen del pulpo a la gallega. La realidad es que esta receta tiene muchísimo años de historia y comienza porque los maragatos(provincia de León), cuando esta comunidad aprovechaba los trozos de pulpo que los gallegos no se comían y lo mezclaban con aceita de oliva y pimentón. Al observar esto, los gallegos le copiaron la idea y la empezaron a usar en sus fiestas bajo el nombre de “pulpo a feira”.

Tras esto, la variante del plato ha sido diversa en las distintas zonas de Galicia, pero al tener su origen en el “pulpo a feira”, se conoce al pulpo cocinado de esa manera como pulpo a la gallega.

Formas de Cocinar el Pulpo Gallego

Otro aspecto a tener en cuenta es la forma de cocinar este plato.

En primer lugar, se limpia el pulpo y se cuece en una gran olla durante bastante tiempo (el necesario para que la carne del pulpo se ablande).

Una vez hecho esto, se observa que conserve la piel, si es así, significa que está bien cocido y, por tanto, listo para servir. Una vez cocinando el pulpo, se le añaden el aceite, pimentón y sal para condimentarlo y, posteriormente, se le añaden las patatas que lo convierten en el pulpo a la gallega.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button