Receta de bacalao al pil pil

Receta de bacalao al pil pil

Este manjar tradicional es una de las joyas de la gastronomía vasca. El “pil pil” es una salsa que se realiza al cuajarse los jugos del bacalao y el aceite cuando se cocina este. El resultado de la gelatina que suelta el bacalao al freírse crea una salsa deliciosa. El encanto de este plato es que tan solo necesita 4 ingredientes: bacalao desalado, aceite de oliva virgen extra, ajo y guindilla. Nosotros vamos a añadirle unas hogazas de pan para darle más condimento… ¡Atento!

Ingredientes (6 personas):

  • Bacalao desalado …. 300 g
  • Aceite de oliva virgen extra …. 1 litro
  • Cabeza de ajos …. 3
  • Guindilla al gusto
  • Pan de hogaza duro, dos rebanadas

Preparación:

  1. El primer paso de todos será pelar, cortar y freír los ajos en aceite caliente. Asegúrate de que el fuego sea flojo para que los ajos se tuesten y no se quemen. Un consejo de cocina: echa dos rebanas de pan dura al aceite y retira unos minutos antes para terminar de tostar los ajos. Dejar reposar hasta el día siguiente.
  2. Al día siguiente, limpiamos y descamamos los lomos de bacalao, les quitamos las espinas que pudieran tener y los igualamos en altura con un cuchillo para evitar que haya trozos que salgan mucho por encima del aceite.
  3. Colocamos el pescado en una cazuela de barro. Si no disponéis de gas y tenéis que hacerlo en cocina de inducción os valdrá también una cazuela baja de hierro fundido.
  4. Colocamos los lomos de bacalao con la piel hacia arriba, y le vamos añadiendo el aceite aromatizado sin los ajos por encima.
  5. Colocamos la cazuela al fuego y llevamos el conjunto hasta casi que empiece a hervir. Tapamos con una tapa de madera y dejamos reposar durante cinco minutos. Repetimos esta operación dos veces más. En total tres calentones y 15 minutos de reposo en tandas de cinco minutos.
  6. Cuando pase el tiempo pinchamos el pescado para saber si ya está hecho. Si es así observamos que no se haya soltado mucha agua al aceite. En el caso de que la hubiera, podemos quitarle ese exceso de agua retirándola con una jeringuilla
  7. Removemos la cazuela fuera del fuego, haciendo como medias circunferencias. A medida que se va templando el aceite se va ligando la salsa.
  8. Una vez ligada toda la salsa, ponemos de nuevo al fuego y cuando comience a borbotear ya tenéis vuestro pil pil.

Y… ¡listo! Una vez tengamos el pil pil, servimos la ración de bacalao acompañado de unos filetes de ajo y guindilla.

Truco: para ligar las salsas más rápido, podéis utilizar el método del colador. Para eso retiráis las tajadas de bacalao y vais haciendo círculos en el aceite con un colador. A medida que transcurre este movimiento la salsa se va ligando.

En TOVAR ofrecemos lomos de bacalao congelados que conservan su calidad óptima. En este enlace podrás ver nuestro catálogo de pescados y mariscos por si te animas a realizar la receta con los productos de más alta calidad.

Receta extraída de Directo Al Paladar.

Receta de solomillo de cerdo con salsa de almendras

Receta de solomillo de cerdo con salsa de almendras

El solomillo de cerdo es uno de los manjares de nuestra tierra. Una carne que, por su ternura, no necesita nada más que unas vueltas a la plancha para triunfar. Pero nosotros damos un paso más allá, y os traemos una receta que te encantará: solomillo de cerdo horneado con salsa de almendras. Esta salsa alegra los platos principales y es ideal para las carnes y pescados. Además, te resultará muy fácil de preparar.

En TOVAR ofrecemos solomillo de cerdo fresco de 400 – 500 g envasado al vacío para asegurar una correcta preservación del producto. En este enlace podrás ver nuestro catálogo de carnes frescas por si te animas a realizar la siguiente receta con los productos de más alta calidad.

Ingredientes (4 personas)

  •  2 solomillos de cerdo
  •  2 cebollas
  •  2 dientes de ajo
  •  2 cucharadas de canela en polvo
  •  Aceite de oliva
  •  1 vaso de caldo de verduras
  •  Sal
  •  Pimienta
  •  2 cucharadas de almendras crudas
  •  1 ramita de laurel
  •  Perejil
  •  Lechugas

Preparación:

1. Dora los solomillos

Lava los solomillos, sécalos y dóralos por todos los lados en 3 cucharadas de aceite. Retíralos, salpimiéntalos y resérvalos.

2. Rehoga la cebolla

Pela las cebollas y los ajos y pícalos. Pica las almendras. Rehoga la cebolla en el mismo aceite del solomillo, 12 minutos. Añade los ajos, la canela, el laurel lavado, las almendras y 1 ramita de perejil, lavada y picada. Salpimienta, remueve y prosigue la cocción 5 minutos más.

3. Hornea la carne

Pon los solomillos en una fuente refractaria. Añade la cebolla y vierte el caldo. Mételos al horno, 20 minutos, a 180º.

4. Sirve con ensalada

Corta los solomillos en rodajas y sírvelos acompañados de la ensalada de brotes y la salsa. 

Una vez finalizado esto… ¡Solo te queda disfrutar!

Receta extraída de la revista Lecturas.

Receta de croquetas de patata, chistorra y queso

Receta de croquetas de patata, chistorra y queso

Si te gusta la chistorra, el queso y la patata, imagínate esta combinación dentro de una jugosa y exquisita croqueta… ¡para chuparte los dedos! Eso sí, esta receta requiere de 1 hora y 15 minutos (aproximadamente) de preparación, pero te aseguramos que merece la pena.

Sin duda la chistorra es el producto estrella de este plato. Un producto con carácter, cuerpo y sabor propio que no deja indiferente a nadie. Además, tiene numerosos beneficios para la salud; favorece la buena circulación sanguínea, reduce los niveles de colesterol y previene la artritis.

En TOVAR ofrecemos chistorra fresca envasada para asegurar una correcta preservación del producto y mantener sus propiedades durante toda su vida útil. En este enlace podrás ver nuestro catálogo de carnes frescas y en este otro nuestro catálogo de quesos, tanto nacionales como internacionales, por si te animas a realizar la siguiente receta con los productos de más alta calidad.

Ingredientes (4 personas):

  • 1 lechuga
  • 4 patatas
  • 100 g de chistorra
  • 50 ml de leche
  • 150 g de queso
  • Harina, huevo batido y pan rallado
  • 1 huevo
  • Pimentón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre
  • Sal
  • Pimienta

La elaboración de esta deliciosa receta es la siguiente:

  • Ponemos a calentar agua en una cazuela.
  • Introducimos las patatas y dejamos cocer durante 35-40 minutos
  • Mientras se cuecen las patatas, retiramos la piel de la chistorra y la rehogamos un poco en una sartén sin aceite.
  • Una vez hecha, la picamos con un cuchillo. La reservamos.
  • Sacamos las patatas cocidas y le retiramos la piel
  • A continuación, cortamos la lechuga y añadimos la patata machacada, la chistorra picada, leche, sal y pimienta. Mezclamos todo bien.
  • Dividimos la masa en 16 porciones y formamos las croquetas.
  • Cortamos el queso en 16 rectángulos e introducimos un trozo dentro de cada croqueta.
  • Pasamos las croquetas por harina, huevo batido y pan rallado y las freímos en aceite bien caliente.

Receta extraída de: https://www.hogarmania.com/

Receta de rollitos de calabacín con gulas y vinagreta

Receta de rollitos de calabacín con gulas y vinagreta

En TOVAR estrenamos una nueva sección de recetas para comer rico y variado sin complicaciones. Hoy os proponemos una comida fresquita, fácil de preparar y deliciosa. El ingrediente principal son las gulas, uno de nuestros productos estrella. Son un alimento ideal para nuestro organismo y además ¡están buenísimas! Más allá de todos los bulos que dicen lo contrario, son muy sanas. Tienen un alto valor nutricional, son pura proteína de pescado con un alto nivel de aminoácidos y bajas en grasa y colesterol.

Las gulas son muy versátiles a la hora de cocinar y de consumir, por eso, si estás cansado de comer las gulas salteadas con ajo y gambas, hoy te traemos una receta de lo más original: rollitos de calabacín con gulas y vinagreta.

Ingredientes:

  • 1 calabacín, 1 pimiento verde (de los italianos), 1/4 de pimiento rojo, 1 cebolleta, 200 g de «gulas», zumo de 1/2 de limón y sal.

¿Cómo hacer rollitos de calabacín con gulas y vinagreta?

  • Empezamos laminando el calabacín, con el pela patatas se hace perfectamente y si no con una mandolina, pero tiene que quedar muy fino. Los podéis blanquear, aunque yo prefiero dejarlos crudos.
  • Hacemos la vinagreta picando bien la cebolleta, el pimiento verde y el pimiento rojo, y mezclamos las gulas, el zumo de limón y sazonamos.
  • Hacemos rollitos de calabacín y los rellenamos de la mezcla. Una vez estén enrollados, ¡listos para servir!

Como ves, en tan solo tres pasos tenemos nuestro plato, perfecto para comidas y cenas ligeras.

Pruébalo, ¡te encantará!

Receta extraída de: https://www.directoalpaladar.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button