Trucos para comer saludable en la playa este agosto

Trucos para comer saludable en la playa este agosto

Agosto es el mes que muchos esperamos para relajarnos y desconectar en la playa. Si vas a pasar unos días en la costa, es fundamental tener en cuenta algunos consejos para mantener una dieta saludable y no abusar de alimentos rápidos y precocinados. Desde TOVAR te damos unos trucos sencillos que son de gran ayuda para no perder todo lo logrado durante el año. Lo mejor es que no suponen ninguna complicación para los días calurosos y, sobre todo, son muy prácticos a la hora de comer en la playa.

Cambiar el bocadillo por el tupper

Este es uno de los mejores trucos para cuidar tu alimentación en la playa. Estamos de acuerdo en que prepararse un buen bocadillo para comer es una opción que nunca falla, pero no aconsejamos hacerlo todos los días ya que afectará a tus digestiones y a tus hábitos saludables. Por eso, te proponemos llevarte un tupper a la playa, donde podrás llevar todo lo que incluyes normalmente dentro de un bocadillo, pero evitando el exceso de pan. Por ejemplo, se nos ocurren recetas frescas como la quinoa con carne y verdura o las ensaladas de pasta o de legumbres.

Combina ensalada o verdura con proteínas o carbohidratos

Para daros más ideas, la clave del éxito de un tupper saludable playero es combinar ensalada y verdura fría con alguna proteína y carbohidrato. Así, obtendremos en un solo plato todos los macronutrientes necesarios para dar energía a tu cuerpo. Además, la verdura y la ensalada juega un rol fundamental en la hidratación, muy importante sobre todo en verano. Por ejemplo, de base del tupper puedes usar tomates, zanahoria, lechuga o patata hervida y complementarlo con la proteína que más te guste: atún, pavo, jamón cocido, pechuga de pollo, jamón serrano…etc.

Aliños saludables

Un truco para mantener la línea este verano es aderezar nuestra comida con aliños saludables como, por ejemplo, el aceite de oliva, el zumo de limón, vinagreta, salsas de yogur naturales…etc. Este tipo de aliños aportarán a tus tuppers las vitaminas y los nutrientes que necesitas. Además, ¡ayuda a eliminar toxinas!

Fruta de aperitivo

El mar, el sol, la tranquilidad… muchas veces invita a picar entre horas. Lo ideal para no abusar de alimentos ultraprocesados es llevar en la nevería fruta fría que nos pueda quitar el gusanillo y, además, nos refresque e hidrate. Puedes cambiar las patatas, los cacahuetes y las galletas por trozos de piña, sandía, melón, melocotones… ¡La fruta te proporcionará todo el azúcar que necesitas!

Snacks equilibrados

Algunas alternativas más saludables de snacks que proponemos para la playa pueden ser los frutos secos, el yogur fresco, los rollitos de jamón y queso, fruta natural y frutas deshidratadas.  Recomendamos que, a la hora de elegir tus snacks para la playa, optes por aquellos que sean fáciles de transportar. Es decir, es recomendable elegir snacks que no sean pesados de llevar y resulten fáciles de comer.

Aun teniendo estos consejos saludables para seguir de forma más habitual, recuerda que estás de vacaciones y lo importante es disfrutar y no estresarte por la comida. Si un día te apetece un bocadillo o un refresco, ¡no pasa absolutamente nada, disfrútalo! Dentro de una alimentación saludable lo más importante es el equilibrio.

En TOVAR cuidamos de tu salud y te proporcionamos los mejores consejos y trucos para cuidar de ella.  Para la elaboración de tus comidas veraniegas, ofrecemos todo tipo de productos de primera calidad: quesos nacionales e internacionales exquisitos, un catálogo muy variado de jamones, una amplia variedad de pescados y mariscos y, además, todo tipo de carnes frescas de primera calidad. Consulta con nosotros a través de nuestra web.

¡Cuídate este verano con Tovar!

Sigue estos consejos para cuidar tu alimentación este verano

Sigue estos consejos para cuidar tu alimentación este verano

Con el verano llega el calor, el sol, la playa y nuestra rutina puede verse alterada por modificaciones en las horas de trabajo y la llegada de las vacaciones. Pero ¡ojo! Es igual de importante mantener las costumbres saludables en este periodo que durante todo el año, pero como sabemos que puede resultar más complicado, os traemos estos sencillos consejos que te permitirán mantener hábitos saludables este verano:

Correcta hidratación

La pérdida de agua corporal a través de la transpiración es mucho mayor que en otros meses, por eso, es imprescindible aumentar la ingesta de agua. Recomendamos beber entre 1.5 y 2L diarios y si practicas algún deporte aconsejamos aumentar esta cantidad según tus necesidades fisiológicas. ¡No olvides priorizar una hidratación sana! Zumos naturales, infusiones, refrescos sin azúcar y mucha agua.

Más frutas y verduras

No hay que olvidar que mucha agua que ingerimos procede de los alimentos, sobre todo de las frutas y las verduras crudas. Son muy interesantes a nivel nutricional por su gran aporte de vitaminas, fibra, minerales y antioxidantes y, además, puedes tomarlas fresquitas. En medida de lo posible recomendamos introducir 3 piezas de fruta al día, una opción infinitamente mejore que la bollería, las galletas y demás alimentos ricos en azúcar.

Dieta mediterránea

Seguir un patrón de dieta mediterránea durante el verano es esencial: aceite de oliva, consumo diario de frutas y verduras; pan y otros alimentos procedentes de cereales (pasta, arroz y especialmente integrales) o legumbres. Recomendamos introducir comidas poco procesadas y priorizar los alimentos frescos. ¡No olvides que los hidratos de carbono son esenciales para darnos energía! Si prefieres opciones saludables, te aconsejamos preparar ensaladas de pasta, añadir legumbres a las ensaladas, o cereales integrales en el desayuno con leche fría.

Formas de cocinar

En verano muchas veces no nos apetece pasar mucho tiempo en la cocina. Por eso, lo mejor es cocinar de manera sencilla: a la plancha, parrilla, horno, vapor, añadir salsas ligeras con aceite de oliva, vinagre, limón… etc. Es mucho más saludable y facilitará tu digestión. Te recomendamos introducir sopas frías como el gazpacho en tus primeros platos.

Hacer deporte

Realizar actividad física siempre entra dentro de cualquier patrón de vida saludable. Lo idóneo es que no rompas con tu rutina deportiva durante el verano y, en medida de lo posible, realices actividad física suave o moderada unos días a la semana. ¡Hará que te sientas con más energía y no perderás tu forma física!

Helados y postres

¡La gran perdición del verano! Los helados son, sin duda, una de las opciones favoritas en verano. Da igual a qué hora y de qué manera que siempre apetece uno. En esta época de mucho calor aconsejamos moderar (que no eliminar) su consumo y priorizar postres más saludables como un yogur o helado de yogur o sorbetes y helados de fruta congelada.

Siguiendo estos sencillos consejos y priorizando los alimentos de temporada te asegurarás de estar dando a tu cuerpo exactamente los nutrientes que necesita en verano. En TOVAR ofrecemos una gama de productos muy variada, sirviendo a nuestros clientes un catálogo de productos que van desde las carnes frescas/congeladas al vacío, embutidos blancos e ibéricos, jamones y paletas hasta pescado fresco y marisco. También ofrecemos una gran variedad en quesos nacionales e internacionales y vinos de prestigio.  

¡Cuídate con Tovar este verano!

Propósitos saludables para cada mes del verano

Propósitos saludables para cada mes del verano

Plantearse propósitos no siempre tiene que ser a principios de año. El verano puede ser un momento idóneo para empezar. Por eso, para inaugurar la temporada estival por todo lo alto, hemos preparado este calendario de propósitos saludables en el que te retamos a que cada mes mejores aquellos aspectos que pueden favorecer tu bienestar.

Como sabéis, el verano comienza el 21 de junio y finaliza el 21 de septiembre. Estos son los cuatro propósitos que te proponemos para cuidarte durante el verano:

Junio: Prioriza la fruta por encima de los dulces

Las frutas de temporada veraniegas son muy refrescantes y perfectas para incorporar en tus hábitos alimenticios diarios. Además, muchas de ellas son bastante dulces, lo que te ayudará a deshacerte de los antojos de consumir alimentos ultraprocesados como, por ejemplo, galletas, chocolate y bollería. Algunos ejemplos de frutas veraniegas son: sandía, melón, melocotón, cerezas, albaricoque, moras, nectarinas, mango, paraguayos y mango. Recordad que siempre es sano consumir algo de dulce, pero siempre es aconsejable priorizar el consumo de frutas y verduras. ¡En el equilibrio está la virtud!

Julio: Incluye frutos secos y semillas en tu menú

Los frutos secos reducen los problemas cardiovasculares, el colesterol, ayudan a perder peso, fortalecen el sistema óseo y previenen el deterioro cognitivo. ¡Son completísimos! En verano nuestro organismo necesita muchas vitaminas para combatir las altas temperaturas, y qué mejor que incluir estos alimentos ricos en vitaminas como B1, B3 o folatos. También constituyen una de las fuentes vegetales más abundantes en vitamina E, con carácter antioxidante. Otra gran ventaja que tiene es que son muy fáciles de transportar; te los puedes llevar a la playa y tomarlos como un snack saludable e incluirlos en tus platos favoritos.

Agosto: Elige el agua para hidratarte antes que los refrescos

Sin duda, agosto es el mes más caluroso del año. Bien es sabido que hay que hidratarse correctamente durante todo el año, sin embargo, en verano eliminamos más líquidos a través del sudor que nos provoca el calor y es esencial ingerir mucho líquido para evitar la deshidratación. Las bebidas nos aportan entre un 75 y un 80% del agua que necesita nuestro organismo, el otro 20-25% procede de los alimentos que ingerimos, por lo que para mantenernos hidratados recomendamos ingerir líquidos como agua e infusiones antes que refrescos azucarados y alcohólicos.

Septiembre: Planifica tu alimentación

Septiembre es un mes de comienzos. Es el momento clave para reiniciar la mente y comenzar a reorganizarnos de nuevo. Por eso, te proponemos que comiences a planificar tu alimentación, organizando un plan nutricional a medida sin la necesidad de recurrir a dietas restrictivas. Aquí te dejamos algunos consejos para ayudarte en tu planificación:

  1. Elabora un menú semanal equilibrado y variado
  2. Tenlo siempre a la vista (colgado en la nevera, por ejemplo)
  3. Realiza la lista de la compra con el menú al lado
  4. Haz la compra de todos los alimentos necesarios para la elaboración del menú
  5. Practica el batch cooking los fines de semanas.

En TOVAR nos preocupamos por tu salud y te ofrecemos siempre los productos de la más alta calidad. Puedes consultar aquí nuestro catálogo de carnes frescas y aquí la de nuestros pescados y mariscos. También tenemos catálogo de embutidos, jamones y quesos nacionales e internacionales.

¡Cuídate con Tovar!

Tapas y ensaladas ideales para este verano

Tapas y ensaladas ideales para este verano

Si hay algo que nos gusta a los españoles son las tapas, el verano, las terrazas, un refrigerio y un buen chapuzón en el mar o en la piscina.Si tienes el honor de ser anfitrión este verano, te damos algunas ideas para crear tus propias tapas y ensaladas para disfrutar de la compañía y el buen tiempo.

Pero… ¡Cuidado! La llegada del verano no supone descuidar nuestra alimentación. Por eso, desde TOVAR, te ayudamos a elaborar tus propias tapas y ensaladas de manera rápida, ligera y saludable.

Ideas de tapas:

  1. Chupito de pulpo con crema de patata

¡Todo un éxito! Solo tienes que seleccionar unas copitas pequeñas, añadir unas gotitas de aceite con pimentón, y, a continuación, servir unas cucharaditas de puré de patata y colocar un trocito de pulpo por encima (que puedes adquirir ya cocido). ¡Fácil y riquísimo! Y recuerda, la presentación es muy importante.

  • Gazpacho de cerezas

Innovar puede ser arriesgado… pero con esta receta seguro que triunfarás. Tan solo tienes que depositar en un bol: tomates, pimientos y cerezas troceadas, añadir medio litro de agua aproximadamente, 1 cucharada sopera de sal y 2 cucharadas de aceite y … ¡A triturar! Una vez esté completamente líquido, introdúcelo en el frigorífico hasta que esté bien frío.

  • Tartar de langostino, mango y aguacate

La mezcla de estos ingredientes aporta una variedad cromática que hará que atraiga la vista de todos tus invitados. Además, es muy sencillo de preparar. Te lo explicamos. Solo tienes que trocear en pequeños cubos el mango, los langostinos y el aguacate. Para que su aspecto quede perfecto, necesitarás un molde metálico, insertando como primera capa del tartar el mango, encima el langostino y finalmente el aguacate. Opcionalmente, puedes colocar arriba del todo un trozo entero de langostino y una rodaja de limón.

  • Calamares encebollados al albariño

Hay muchísimas formas de hacer unos calamares encebollados, así que hoy os traemos una propuesta rápida de preparar. Primero de todo, pela unas cebollas moradas y córtalas en juliana fina. Póchalas en una sartén con aceite hasta que esté bien tierna y casi caramelizada. Una vez esté, incorpora los aros de calamar, salpimenta al gusto y rehoga unos minutos en la sartén, y, a continuación, moja con el albariño. Deja que cueza a fuego alegre hasta que se evapore el alcohol.

Ideas de ensaladas:

  1. Ensalada de quinoa

La quinoa es un alimento cada vez más consumido por sus múltiples beneficios para la salud y la digestión. Para elaborar esta ensalada, solo tendrás que lavar la quinoa y dejarla cocer en agua hirviendo. Cuando esté, déjala enfriar en la nevera y añádele tus ingredientes favoritos. Te damos algunos ejemplos: calabacín, atún, cebolla, pavo y queso.

  • Ensalada de garbanzos

Solo necesitarás: un bote de garbanzos cocidos, lechuga y rúcula, tomates, huevos cocidos, cebolla y una lata de atún al natural. Mezcla todos estos ingredientes troceados a tu gusto en un bol. Aderézalo como más te guste, por ejemplo, con vinagre de módena, con aceite, un chorrito de limón…y deja que se enfríe en el frigorífico. En una hora, tendrás tu ensalada perfecta para comer… pero si la prefieres caliente, ¡no hace falta ni que esperes!

  • Ensalada de colores

Si hay algo que caracteriza este 2021 es el color. Tus ensaladas además de estar buenas también pueden ser bonitas y llamativas. Añade a un bol de mix de lechuga, tomate, remolacha cocida, aguacate, rabanitos, col lombarda y mandarina (o cualquier otra fruta que te guste). Para el aliño bastará con aceite de oliva, vinagre balsámico y sal.

  • Ensalada de pasta

Los clásicos nunca fallan. Además, es un plato que da mucho juego y siempre sale delicioso. Hay infinitas maneras de elaborar una ensalada de pasta, pero nosotros te recomendamos esta opción: mezcla la pasta con rúcula, tomatitos Cherry, mozzarella y atún. ¿Te convence?

Anímate a preparar estas deliciosas recetas veraniegos con los productos de TOVAR. Nuestra gama de productos es muy variada, sirviendo a nuestros clientes un catálogo de productos que van desde las carnes frescas/congeladas al vacío, embutidos blancos e ibéricos, jamones y paletas; hasta pescado fresco y congelado, marisco, conservas, ahumados y salazón. También ofrecemos una gran variedad en quesos nacionales e internacionales y vinos y licores de prestigio.

Claves del éxito de la dieta mediterránea

Claves del éxito de la dieta mediterránea

La tradicional dieta mediterránea es mundialmente conocida por sus numerosos beneficios para la salud, especialmente para el corazón. Su magia reside en su variedad de vegetales, frutas, granos enteros, frutos secos, semillas y aceite de oliva. No podemos olvidar que otro elemento fundamental de la dieta mediterránea es que va más allá de los alimentos: es un estilo de vida. Es tradición compartir las comidas con familia y los amigos, disfrutar de una copa de vino tinto y estar físicamente activo.

Estos son los principales componentes de la dieta mediterránea:

  • Consumo diario de vegetarles, frutas, granos enteros y grasas saludables
  • Consumo semanal de pescado, aves y huevos
  • Porciones moderadas de productos lácteos
  • Consumo limitado de carne roja

¡La dieta mediterránea es muy valorada a nivel mundial y no es de extrañar! Estas son las principales claves que explican su éxito:

  1. Estacionalidad. La materia prima de la que disponemos en el mediterráneo es de temporada; son productos frescos que potencian el sabor de los alimentos y su calidad y exquisitez. Pero… ¡no es la única ventaja! A esto se le añade que los alimentos de temporada son más nutritivos y son buenos para el medio ambiente al respetar las estaciones.
  2. Producto de calidad. La dieta mediterránea prioriza los platos compuestos por productos de calidad, cercanía y temporada, aunque su elaboración sea sencilla. Hay un gran respeto por el arte de la producción de alimentos. A cada receta se le dedica su tiempo y se rechazan productos procesados y precocinados que están cargados de azúcar y aditivos innecesarios.
  3. Estilo de vida. En los países que conforman el mediterráneo, comer es mucho más que una necesidad vital, es una experiencia placentera. Es una forma de relajarse, olvidarse de las prisas y parar a saborear de la comida. Todo un ritual que comienza con unos aperitivos para compartir, un plato principal con un buen maridaje de vino, y nuestros exquisitos postres. Compartir esta experiencia con nuestros familiares y amigos es una manera que tenemos de disfrutar de la vida.
  4. Sentir la comida. Otro aspecto mágico que rodea a la dieta mediterránea es su filosofía de romper con los ritmos acelerados y tener una actitud mucho más sosegada ante la ingesta. Este aspecto es especialmente beneficioso para la salud porque se asimilan los nutrientes mucho mejor.
  5. Beneficios para la salud. Seguir una dieta mediterránea te ayudará a adoptar un patrón saludable en la forma de comer y te ayudará a disfrutar de la alimentación. Entre sus beneficios más destacados encontramos los siguientes:
    • Evita un envejecimiento prematuro de las células
    • Mejora del funcionamiento de diversos órganos, como el riñón y el corazón.
    • Evita sufrir diabetes debido a que una alimentación rica en hidratos de carbono complejos y aceite de oliva.
    • Previene la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.
    • Mejora la esperanza de vida.
    • Ayuda a controlar el peso e incrementar la sensación de bienestar físico.

En TOVAR ofrecemos productos de primeras marcas de la más alta calidad y en nuestra cultura empresarial la dieta mediterránea está arraigada como base de nuestra razón de ser. Nuestra experiencia y conocimiento del mercado de la hostelería nos permite asesorar a nuestros clientes con garantía de éxito y compromiso de cercanía y atención.

Descubre qué tipos de sal puedes usar en la cocina

Descubre qué tipos de sal puedes usar en la cocina

La sal. Hay tantos tipos como opiniones y gustos sobre ella. Muchos opinan que es fundamental para condimentar los platos y potenciar el sabor de los alimentos, otros, en cambio, opinan que enmascaran el sabor natural de nuestros platos y prefieren reducir su consumo. Lo cierto es que el sodio es un mineral esencial para el ser humano, pero se recomienda tomar una cantidad muy pequeña, concretamente, la Organización Mundial de la Salud recomienda no superar los 5g diarios. Es por ello por lo que, comer fuera de casa, especialmente productos ultra procesados, hacen que sean fácil superar con creces esa cifra, con los peligros para la salud que eso supone.

Hasta hace unos años solamente conocíamos dos tipos de sal (sal fina y gruesa), pero el mercado se ha llenado de variedades llamativas que pueden cierta crear confusión a la hora de usarlas. Estas variedades aportan multitud de oportunidades para cocinar.

Pero… ¿Qué tipos de sal existen? A continuación, te contamos cuáles son los principales tipos de sal que están triunfando en el mercado.

La sal común: la sal de mesa.

La que llena los saleros de las casas y, por tanto, la más usada. Su base es el cloruro sódico que se obtiene en un proceso industrial en laboratorios y, en ocasiones, se le añaden componentes como los antiaglomerantes para evitar que se apelmace o endurezca. Añadir flúor o yodo suele ser común para obtener un producto más enriquecido. Funciona muy bien para adobar carnes y pescados, y sazonar guisos, sopas, salsas o ensalada. La sal gruesa forma parte de este tipo de sal, ya que se elabora de la misma manera, pero tiene un grano más grande, lo que la convierte en la más demandada para hornear y perfecta para sazonar, por ejemplo, grandes trozos de ternera.

Sal marina

Esta sal es muy natural y tradicional ya que se extrae del mar, evitando su contacto con metales y permitiendo el proceso natural de evaporación del agua. Esto hace que tenga un sabor especialmente salado, por lo que se recomienda usarla en alimentos menos salados para conseguir un equilibrio de sabor. Su grano es más grueso que la sal común y puede contener algunos minerales del lugar donde se ha extraído, como potasio, zinc y hierro.

Flor de sal

Es una de las más populares en la alta cocina y también una de las más caras. Esta sal gourmet es de origen artesanal; se produce mediante la retirada de la capa superior de sal en los bancos. Es mucho más rica en nutrientes que otra sal, es muy natural al carecer de yodo o flúor y no se disuelve, por lo que se utiliza mucho para aportar una textura crujiente a los platos. No suele usarse para guisar sino para añadir sobre alimentos crudos como ensaladas o platos ya acabados de carne, pescados y verduras.

Sal en escamas

Son como cristales en formas de escamas que se aplican frecuentemente en múltiples platos muy variados, desde parrilladas de verduras hasta chuletones a la plancha. Normalmente se trata de una de las sales más caras que no se utilizan durante el cocinado, sino como complemento final colocado justo antes de la degustación.

Sal del Himalaya

Como bien indica su nombre, es extraída de la cordillera del Himalaya y de océanos primitivos ya secados tras millones de años, como, por ejemplo, el de los Andes. Llama mucho la atención por su color rosado, que se debe a la concentración de determinados oligoelementos como el hierro. Además, este tipo de sal tiene una gran cantidad de beneficios; elimina la acidez a nivel celular y controla la retención de líquidos. También contribuye a un mayor aprovechamiento de nutrientes, tiene propiedades antioxidantes y mejora la circulación.

Sal líquida

Existen dos tipos de sal líquida en la actualidad: la sal diluida en agua presentada en formato spray, que sirve para pulverizar sobre los alimentos o platos, y el agua de mar, que se extrae directamente de las aguas del mar. Esta agua se somete a diversos procesos que la convierten en apta para el consumo; contiene menos cloruro sódico y puede utilizarse en sustitución del agua mineral dulce o del caldo en función de la receta.

Como hemos dicho, la elección del tipo de sal que utilicemos para nuestros alimentos variará en función de nuestros gustos y preferencias. También hemos visto que no existe un momento idóneo para añadir sal a un plato, sino que dependerá del tipo de sal y, sobre todo, de su preparación. Hay recetas que pueden salarse desde el principio, pero en otras, es preferible añadirla al final, como, por ejemplo, en las sopas y las carnes a la plancha.

En la página web de TOVAR puedes consultar nuestro catálogo de pescados y mariscos y nuestro catálogo de carnes frescas. La calidad es inmejorable. Obtén tu producto y a cocinar y ya sabes… ¡Adereza a tu gusto!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button